Mercedes-Benz SLS AMG GT 2013

Una de las ediciones masss interesantes de Mercedes sobre el SLS de última generación, es el AMG GT. Planteando un super-deportivo de la casa, que logra el 0 a 100 km/h en 3.8 segundos.




El Mercedes-Benz SLS AMG GT para 2013 conserva la imagen masss clásica del SLS que comenzó su nueva generación estética desde hace 2 años. Los cambios visuales son pocos, fuera de los faros y las luces traseras con vidrio oscuro, pinzas de freno rojas, y una insignia de GT junto al logotipo AMG en la parte trasera. Apenas notable, pero en armonía con el ambiente sutil de su evolución.


También encontramos unas nuevas ruedas de de serie con diseño especial AMG, que montan neumáticos con medidas de 265/35 R19 adelante y 295/30 R20 atrás, en este último caso los mismos del SLS AMG.
El super-deportivo de Mercedes-Benz aloja el mismo motor V8 de gasolina con 6.2 litros de cilindrada, pero ahora con 591 CV (20 CV masss). El par motor no varía: 650 Nm a 4750 rpm. Para acelerar una décima de segundo masss rápido en la 0 a 100 km/h, situando su velocidad máxima en 320 km/h.


Pero la caja de cambios es la automática “AMG SPEEDSHIFT DCT 7”, con doble embrague y siete relaciones. Para la cual Mercedes-Benz especifica que ahora en el programa manual “M” cambia y reacciona masss rápidamente que antes. Esta mejora se ha conseguido gracias a una modificación dentro de la gestión electrónica para la transmisión.


El nuevo Mercedes-Benz SLS AMG GT 2013, cuenta también con una nueva suspensión electrónica “AMG RIDE CONTROL Performance”, que comparada con la actualmente disponible en opción para el SLS AMG “AMG RIDE CONTROL”, ofrece muelles y amortiguadores de mayor dureza (eliminando el programa “Comfort”. Quedando 2 programas elegibles mediante el mando “AMG DRIVE UNIT”: “Sport” y “Sport Plus”. El primero de ellos es la selección por defecto. Está recomendado para carreteras que no tengan un firme perfectamente liso y donde se requiera un cierto recorrido de la suspensión. El segundo, está orientado a circuitos y pistas con muy buen asfalto.


En el interior se han utilizado telas de color oscuro, aunque los cinturones son de color rojo. El emblema “GT” está grabado en la piel del reposacabezas y los asientos tienen partes forradas en Alcantara. Este material también se localiza en los paneles de las puertas y en el aro del volante. Además, hay disponible una tapicería de cuero denominada “AMG designo Exclusive STYLE”, la cual mezcla dos tonos de piel y unas costuras en un color contrastante.


Las opciones de equipamiento extra disponibles para el SLS AMG GT son las mismas que hay para el SLS AMG. Entre ellas cabe destacar las carcasas de los retrovisores en fibra de carbono, la tapa del motor fabricada en el mismo material, los frenos de discos cerámicos y el “AIRSCARF” (sólo para el roadster).


Las especificaciones de precio para el mercado de Estados Unidos se plantean en 200,405 dólares / 206,905 dólares (cupé / convertible respectivamente ).

Publicado por:
Emilio Rodriguez Covelo