Mercedes-Benz 540 K Von Krieger Special Roadster

El Mercedes-Benz 540 K es uno de los deportivos clásicos masss admirados por coleccionistas de todo el mundo. De los pocos que quedan la mayoría fueron carrozados de manera especial para cada uno de sus propietarios.




Uno de estos casos está representado por el Mercedes-Benz 540 K Von Krieger Special, que se fabrico en 1936 con una carrocería de elaboración especial, diseñada por Hermann Ahrens Roadster.


Este deportivo de super-lujo perteneció a la familia real prusiana, en concreto a la baronesa Gisela von Krieger. Del cual deriva su nombre Von Krieger Special Roadster en configuración convertible.


El caso es que la baronesa tuvo la buena idea de enviar su Mercedes-Benz 540 K a Suiza al iniciarse la Segunda Guerra Mundial, lo que lo salvó de ser destruido o robado (como otro caso de un Mercedes 500 K). Tras algunos años terminó en Estados Unidos, donde la baronesa fijó su residencia permanente tras el conflicto.


Residiendo en Greenwich (Connecticut), donde Gisela von Krieger solía ser vista conduciendo su flamante deportivo convertible. Realmente residía en Nueva York, pero solía escaparse a Greenwich, donde la dama enamorada de la conducción podía disfrutar su Special Roadster con tranquilidad.


Tras la muerte de su madre y su hermano la baronesa se mudó a Suiza de nuevo, donde vivió recluida sin salir hasta su muerte en 1989. Su Mercedes no la acompañó de vuelta a Europa. Simplemente permaneció 40 años inmóvil en el garaje, viendo pasar el tiempo.


Finalmente un coleccionista compró el auto, que se encontraba como una cápsula del tiempo, aún con cigarrillos en el cenicero y mapas de la época. Para restaurar totalmente el Mercedes-Benz 540 K Von Krieger Special Roadster con calidad de concurso.


Continuando su propulsión a cargo del motor 5.4 sobrealimentado, con 8 cilindros en línea y la capacidad de generar unos 180 CV de potencia. Los cuales puede parecer poco, pero hablamos de hace casi 80 años, cuando un auto de calle apenas superaba los 30 o 40 CV en la mayor parte de casos.



Ahora su nuevo propietario quiere sacar un buen beneficio de su trabajo e historia que recae sobre este Mercedes-Benz 540 K, considerado uno de los masss interesantes y bellos de la historia. El cual se subastara en la Gooding & Company’s, Pebble Beach Auctions, los días 18 y 19 de Agosto que se celebra este 2012.


Realmente un auto muy exclusivo, como un Bentley o un Rolls-Royce en su época, y es de esperar que por la historia de esta unidad, su precio final supere los 17 millones de dólares. Que si se vende, el fantástico roadster único de pre-guerra podría romper el récord de un auto vendido en subasta.


Sin duda con grandes posibilidades de alcanzar esta cifra, si tomamos en cuenta las características de este auto super-clasico que seguramente partirá desde la increíble suma de 16,39 millones de dólares, que es lo que se pagó en 2011 por un prototipo de Ferrari 250 TR.

Publicado por:
Jesus Agustin