Mercedes-Benz 560 SEC Gullwing Sbarro

Franco Sbarro es un conocido preparador pero no precisamente por ver creaciones suyas en personalizaciones normales, sino al ver sus extravagantes productos, que van desde super-deportivos usando plataformas Ferrari, hasta camionetas convertibles.




Pero sus idesa no son nuevas, ya que hace años produjo varias preparaciones como ésta que se encuentra a la venta en eBay. Originalmente parece que se trate del Sbarro Shahin 1000, un Mercedes de la época de 1983 que hace un homenaje directo al 300 SL Gullwing al incorporar las “alas de gaviota”.


Aunque según el propietario la base es un Mercedes W116, pero lo cierto es que realmente sale de la plataforma del W126 560 SEC, de todas formas parece que hay masss modificaciones que las fascias o las puertas.


Transportándonos a los años 80,cuando se supone, fue creado este Mercedes-Benz. Al verlo circulando en cualquier ciudad seguramente causo impacto y debió parecer un auto del futuro. Tal vez hoy en día no parezca tan futurista, incluso se puede ver algo desfasado y bruto. Pero la transformación es bastante original, donde hay otros detalles como el frontal totalmente producido a mano que denotan un gusto innovador para la epoca.


El motor que lleva es un V8 de 6.9 litros y aproximadamente 270 CV y este sí que proviene del W116 450 SEL 6.9 en lugar del V8 de 5.6 litros que utilizaba el W126. Tampoco es que importe mucho este dato, a diferencia de lo deseable en la realidad aquí lo que interesa es la superficie.


No tenemos claro de qué modelo se trata exactamente, ni en cuál está basado, pero Sbarro hizo otras modificaciones con “alas de gaviota” a los Mercedes de la época como el Mercedes “500 Portes Papillon Gullwing” que se produjo en serie limitada, el que parece ser una evolución del que tenemos en las imágenes.


Tal vez seria importante pensar si el Merece 300 SL “Gullwing” original debería tener imitaciones de este tipo. Para muchos el gustos de Franco Sbarro es al menos complicado de entender. Sin embargo para otros el preparador es un genio. Lo que si es importante, es que sus personalizaciones nunca pasan desapercibidas.

Publicado por:
Jesus Agustin