Mercedes-Benz CLS Shooting Break Concept

Mercedes presentará su último prototipo para el Auto Show de Pekin. Si ya en Ginebra nos encandiló con el F800 Style Concept, deseariamos estar en China para contemplar el Mercedes Shooting Break Concept.




Se trata de un familiar muy dinámico y elegante que posiblemente anticipa la versión familiar del futuro CLS, aunque algunos rumores incluso apuntan a que sólamente se podria ofrecer esta Shooting Break de manera independiente. Lo que es innegable es que este concept se esta presentando como un vehículo de producción.


La idea de una Shooting Brake es por definición un coupé de dos puertas al que se le añade un gran porta equipaje para poder transportar rifles en las partidas de caza, pero la definición se ha ido suavizándose con los años.


Mercedes-Benz insiste en que la manera correcta es referirse a este auto como Shooting Break, aunque comúnmente la primera forma de referencia de las palabras se aplica al mundo de los carruajes, concretamente a los caballos de tiro.


La Mercedes-Benz Shooting Break Concept , se presenta como un prototipo que en primer lugar nos deja sin palabras, repasamos una y otra vez las líneas de su carrocería sin salir de nuestro asombro. Sobra decir que la BMW Serie 5 Gran Turismo queda en el pasado y el futuro Audi A7 tampoco parece ser un competidor.


Comenzando por su frontal, recibimos una profunda mirada de unas ópticas similares a las presentadas en el Mercedes F800 Style, pero en este caso con tecnología 100% LED. Emplean un sistema de iluminación inteligente e incorporan 71 LEDs.


El perfil lateral posee una potente cintura alta, soportada por los marcados pasos de rueda, un alarde de diseño acrecentado con respecto al Clase E, que fue uno de los pioneros en estrenar el característico paso de rueda trasero.


La línea del techo fluye hacia la zaga, lejos del cuadriculado aspecto de familiares como el Clase E Estate. Elegantes ópticas traseras con tecnología LED son el complemento ideal para los dos tubos de escape cromados. El portón del maletero es pequeño que destaca un antagonismo de forma sobre función.


Aunque el exterior tiene detalles como; las ruedas de 20 pulgadas, montando neumáticos 255/30 ZR 20 adelante y 285/25 ZR 20 en el eje trasero, los pequeños retrovisores que es posible que no lleguen a producción, el habitáculo parece casi listo para la cadena de montaje.


Las plazas delanteras contemplan un panel de instrumentos que se siente funcional, sin muchos alardes al diseño y la verdad es que menos pasional que el habitáculo que estrenaba el Mercedes CLS cuando fue lanzado al mercado en el ya lejano año 2004.


Un material que predomina en la Shooting Break Concept, es el cuero, del que se han empleado nada menos que 10 metros cuadrados. Todo está tapizado en piel, desde el panel de instrumentos a los asientos, con no menos de tres tipos entre los que se cuentan napa o alcantara como revestimiento textil, todos ellos con doble ribeteado artesanal. El modelo final seguramente no contará con tanta exclusividad, y desde luego el tapizado de seda del techo o las alfombras que Maybach monta de manera opcional en sus limusinas son un capricho reservado al Concept.


La Mercedes Shooting Break mantiene cuatro plazas definidas, el espacio de la quinta plaza está ocupado por la extensión de la consola central, fabricada en madera y con el nombre de Mercedes incorporado en caligrafía clásica. Los pasajeros de las dos plazas posteriores no parecen tener mucho espacio para las piernas pero al menos cuentan con regulación individual del climatizador. También pueden ver fácilmente hacia delante puesto que los asientos delanteros tienen huecos.


El porta equipaje es uno de los puntos fuertes del vehículo. El piso está cubierto de madera y aluminio, aunque su acceso a través de la boca de carga trasera no parece del todo sencillo. En ambos lados existen varios compartimentos, unos cajones en los que guardar todo tipo de objetos, en el ejemplo de Mercedes un portátil MacBook.


En cuanto a lo técnico, el prototipo que se exhibirá en Pekín lleva un nuevo motor 3.5 V6 de inyección directa, que desarrolla 306 CV y un par máximo de 370 Nm. Nuestros amigos de Autoblog comentan de manera no oficial que el nuevo CLS estrenará también un nuevo 4.6 V8 turboalimentado capaz de desarrollar 435 CV y cerca de 550 Nm de par.


De lo que no hay duda es que cuando se lance el nuevo Mercedes CLS 63 AMG llevará el nuevo 5.5 V8 biturbo que ya ha estrenado el Mercedes S 63 AMG, con una potencia de hasta 571 CV y 900 Nm de par motor, todo ello con unos consumos que en el CLS es posible que incluso bajen de los 10 l/100 km. Estamos sin duda alguna ante un futuro interesante para Mercedes-Benz.

Publicado por:
Jesus Agustin