El Mercedes 300 SL y SLS AMG en la Carrera Panamericana 2010

La Carrera Panamericana conocida también como México Road RACE, fue una competición internacional celebrada del año 1950 al año 1955, una ruta con masss de 3.000 km en la que diferentes super-deportivos de la época competían por el título.




Una especie de Mille Miglia pero realizada en America, concretamente en México, con deportivos homologados para de carretera, Ferrari, Mercedes, Porsche, Alfa Rome. Era una carrera muy dura, no siempre había asfalto bajo las ruedas de los competidores y estaban expuestos a vicisitudes de todo tipo incluso a peligrosos bandidos.


La competencia gozaba de mucha popularidad a nivel mundial, pero en 1955 se dejó de celebrar debido a la gran cantidad de accidentes mortales de los pilotos participantes. En 1988 se volvió a retomar, al estilo de la Mille Miglia, sólo para clásicos de entre los años 1940 y 1955. Aunque la actual carrera tiene un marcado componente lúdico y la organización es mucho masss fuerte, se siguen alcanzando velocidades de infarto con vehículos que actualmente tienen un valor de seis cifras, o masss.

La próxima Carrera Panamericana de 2010 tendrá lugar del 22 al 28 de Octubre. Mercedes quiere recordar su pasado glorioso en esta carrera, y volverá a México con el impresionante 300 SL de 1952 y el nuevo SLS AMG. Ambos recorrerán juntos un tramo de la carrera original, para ello han sacado del Museo Mercedes al 300 SL.


Ya lo sabemos todo sobre el Mercedes SLS AMG, pero que podemos decir del 300 SL “alas de gaviota”. Para empezar formó la base del modelo de calle, lanzado en 1954. Este super-deportivo compartía el chasis del 300 SL de calle y sirvió como auto de pruebas para el nuevo motor 3.0 de seis cilindros en línea.


Un propulsor novedoso que ya en 1952 tenía inyección de combustible en lugar de carburación, y desarrollaba nada menos que 215 CV sin ningún tipo de sobrealimentación. Con un peso de poco masss de 1.200 kg, era capaz de alcanzar los 250 km/h. El super-deportivo logró un doblete en la edición de la Carrera en 1952, poniéndose por delante incluso de Ferrari.

Pero la carrera no estuvo exenta de incidentes, en una de las últimas etapas (mientras rodaban a 250 km/h ) el auto de Karl Kling y Hans Klenk impactó contra un buitre en vuelo rasante, que atravesó el parabrisas y provocó heridas en la cabeza a Klenk.


El auto terminó la etapa y fue reparado, añadiéndose a su diseño unas barras verticales en el parabrisas, hoy uno de sus rasgos masss distintivos. La pareja completó en primer lugar los 3.111 km de competición, a una media de 165 km/h.

Esta interesante participación de Mercedes-Benz en la carrera Panamericana 2010 parece ser una impecable maniobra promocional, sin embargo lo masss importante sera la emocion de los aficionados cuando los dos modelos se presenten en acción.

Publicado por:
Emilio R. Covelo