Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster

El SLR McLaren Roadster se caracteriza principalmente porque tiene dos puertas que se abren hacia arriba (están articuladas en el montante del parabrisas), dos plazas, un motor V8 con compresor colocado en posición central delantera (muy por detrás del eje delantero y justo delante del habitáculo), propulsado por tracción trasera.




El auto comenzó a venderse para un público que debe estar dispuesto a desembolsar, según mercados, más de 600.000 euros por él. Pero viendo su tecnología y sus prestaciones, equivalentes a las de SLR McLaren Coupé, más de uno estará dispuesto a pagarlos por poder conducir un roadster puro.


Su techo es de lona y eléctrico. Este nuevo techo se abre o cierra en apenas en 10 segundos de forma semiautomática. El conductor sólo tiene que soltar los enganches al parabrisas y darle a un botoncito, y en 10 segundos tendrá el cielo a su disposicion.


Para no sufrir en el interior, los estudios de aeroacústica realizados han dado como fruto una buena insonoridad al habitáculo, ya que según Mercedes, con el techo abierto y las ventanillas subidas, se podrá mantener una conversación circulando a poco más de 200 km/h. Además.


La lona esta disponible en 3 colores diferentes, combinables con el tono de la carrocería. Aparte del cambio de techo, las puertas para esta version ya no son de ala de gaviota, sino que ahora son de apertura vertical.


El motor y sus prestaciones no varían respecto a la versión coupé. Lleva un motor V8 de 5.5 litros de cilindrada con un compresor volumétrico, semejante al de las versiones «55 AMG» de varios modelos Mercedes (como el SLK y el G). Alcanza una potencia máxima de 626 CV a 6.500 rpm y un par máximo de 780 Nm constante entre 3.250 y 5.000 rpm


Está unido a una caja de cambios automática de cinco velocidades, con la que se puede cambiar manualmente mediante mandos en el volante. Alcanza una velocidad máxima de 332 km/h (2 km/h menos que el Coupé) y consigue una aceleración de 0 a 100 km/h en tan solo 3.8 segundos.


El SLR MCLaren cuenta con un sistema de frenado electro hidráulico «SBC» con todas las funciones desarrolladas hasta ahora para este sistema: servofreno de emergencia, secado de los discos cuando están mojados.


Con una distribución selectiva de la presión de frenos en curva, detención suave (elimina la eventual sacudida final al detener el coche), asistente de arranque en cuesta y el nuevo sistema de frenado automático en atascos, que evita tener que pisar el pedal freno (basta con soltar el acelerador).


El equipamiento de serie es muy parecido al que tenía el SLR Coupé. Entre los elementos, tiene airbags para las rodillas del conductor y del acompañante, control de la presión de los neumáticos, asientos auto adaptables de tipo baquet, tapicería de cuero, climatizador automático de dos zonas, equipo de sonido Bose, volante multifunción con levas para el cambio de marchas y navegador.


Con respecto al SLR Coupé, el chasis del Roadster ha sido reforzado con fibra de carbono y algunos materiales plásticos de alta resistencia. El parabrisas también ha sido reforzado con fibra de carbono, para que sea más resistente en caso de vuelco.

Publicado por:
Emilio R. Covelo