Mercedes-Benz SLR McLaren Roadster 722 S

El SLR McLaren Roadster 722 S es una edicion especial derivada del SLR McLaren Roadster. Mercedes-Benz lanza esta nueva versión antes de que el SLR McLaren se deje de producir en 2009, al expirar el acuerdo entre la marca alemana y McLaren.




Con un motor V8 de 5.5 litros de cilindrada y 650 CV, 24 CV más que la versión de la que deriva. También es superior la cifra de par, que se sitúa en 820 Nm en el caso del Roadster 722 S y en 780 Nm en el Roadster. Este motor esta fabricado a mano en la planta que AMG, que el preparador de Mercedes-Benz, tiene en Affalterbach (Alemania) consigue que el SLR alcance 335 km/h de velocidad maxima, con una aceleracion de 0 a 100 km/h en sólo 3.7 segundos y alcanza 200 km/h en 10.6 segundos.


El SLR McLaren Roadster 722 S, cuyo nombre rinde homenaje a la victoria que lograron Stirling Moss y su copiloto Dennis Jenkinson en la Mille Miglia de 1955 a los mandos de un Mercedes-Benz 300 SLR con el número 722, será el descapotable más potente del mercado, por delante del Lamborghini Murciélago LP640 Roadster con 641 CV de potencia.


Tras ellos se sitúan otros dos Mercedes-Benz, el SLR McLaren Roadster (626 CV) y el SL 65 AMG (612 CV). El Lamborghini tiene unas prestaciones semejantes a las dos versiones descapotables del SLR. El peso de los tres vehículos es muy similar. Mientras, el SL 65 AMG es mucho más pesado y tiene una velocidad punta limitada a 250 km/h.


Construido a mano en las instalaciones de McLaren F1 en Woking (Inglaterra), el SLR McLaren Roadster 722 S tiene una caja de cambio automática de cinco velocidades que se puede accionar desde las levas situadas en el volante.


Para mejorar el comportamiento del vehículo, Mercedes-Benz ha introducido algunas mejoras en la suspensión. Además, ha dotado a este biplaza de un kit aerodinámico de fibra de carbono y ha rebajado en 10 mm la altura libre al suelo.


Estéticamente, el SLR McLaren Roadster 722 S llama la atención por sus ruedas de aleación de 19 pulgadas que dan cabida a unas pinzas de freno de color rojo y unos grandes discos cerámicos. Diferentes logotipos con el nombre del modelo adornan varias partes de su carrocería, fabricada en fibra de carbono.


El SLR McLaren Roadster 722 S dispone, al igual que el modelo del que deriva, de una capota de lona con un armazón de fibra de carbono. De accionamiento eléctrico, la operación de apertura y cierre se completa en diez segundos. La sección más cercana al parabrisas tiene un refuerzo interior de aluminio, de forma que al plegar la capota esta sección queda en la parte superior, entre la parte trasera y los asientos.


El equipamiento de serie incluye elementos como los airbags para las rodillas del conductor y del acompañante, control de la presión de los neumáticos, asientos envolventes de tipo baquet, tapicería de cuero y Alcántara, climatizador automático de dos zonas, equipo de sonido Bose, volante multifunción con levas para el cambio de marchas y navegador.


En todo el interior se combina el color negro con el rojo, presente en los cinturones de seguridad y los ribetes de la tapicería. Además, los reposacabezas llevan serigrafiado el logo 722 S, presente también entre ambos asientos, junto al pomo de la palanca de cambio. El SLR McLaren Roadster 722 S inicio su venta en una serie especial de sólo 150 unidades.

Publicado por:
Emilio R. Covelo