"Una pantera" de Mercedes-Benz

El Mercedes SL 65 AMG Black Series.
Haciendo gala de un diseño brutal y agresivo, este superdeportivo está listo para desatar sus 670 CV de potencia.




Se ha conseguido reducir el peso total del modelo SL de serie, hasta en 250 kg gracias al uso de resinas compuestas ligeras de fibra de carbono en facias, techo, cofre y cajuela. El peso final es de 1.870 kg, lo que le otorga una relación de 2,79 kg/CV.


Incorpora unas vías más anchas (97mm más en el tren delantero y 85mm más en el trasero), nuevas facias adelante y atras acompañado de un difusor y dos salidas de escape dobles, entradas de aire más grandes y unas aberturas tras los pasos de rueda delanteros para la evacuación del calor de los frenos. Llantas de diseño exclusivo de 19 pulgadas adelante y 20 pulgadas atrás, asociadas a neumáticos Dunlop Sport Maxx GT de 260 mm de sección delante y 325 mm detrás. Los enormes discos de freno perforados tienen unas medidas de 390 mm x 36 mm adelante y 360 x 26 mm atrás.


En el nuevo techo se integra una barra antivuelco oculta a la vista y en la zaga dispone de un alerón retráctil que se despliega al superar los 120 km/h.


El corazón del Black Series esconde un poderoso motor V12 6.0 Biturbo que entrega 670 CV a 5.400 rpm y un impresionante par máximo de 1.200 Nm, aunque está limitado electrónicamente a 1.000 Nm entre 2.200 rpm y 4.200 rpm, que ya resulta monstruoso.

Para transmitir toda esa potencia al asfalto se ha colocado una caja automática AMG Speedshift Plus de 5 velocidades que en modo secuencial permite elegir entre cuatro modos de conducción diferentes (C, S, M1 y M2). También integra el conocido sistema de reducción de doble embrague automático.

Las prestaciones son igual de radicales, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 3,9 segundos y de 0 a 200 km/h en apenas 11 segundos. Su velocidad máxima está limitada electrónicamente a 320 km/h. La pregunta del millón es ¿qué sería capaz de hacer sin ninguna limitación?


El interior, está recubierto de cuero y alcántara con detalles en fibra de carbono. Los asientos tienen un nuevo diseño más deportivo que combina perfectamente con el cuadro de mandos, los nuevos relojes y cuatro Leds que indican el momento más oportuno para cambiar la velocidad. El volante es más pequeño que el resto de la gama.


El SL 65 AMG Black Series biene a posicionar la esclusividad y potencia de la Clase SL Mercedes-Benz.
Publicado por:
Arq. Emilio R. Covelo.